Meghan Markle y el príncipe Harry ya han sido culpados de la muerte del príncipe Felipe. El príncipe Harry compartió la culpa pero, en realidad, todo el mundo señala a Meghan. Como oveja negra de la familia, todos sus movimientos estaban en el punto de mira.

Culparon de la muerte del príncipe a la última entrevista en la que Megan y Harry se sinceraron sobre temas delicados. Al parecer, el príncipe Felipe se enfureció al ver la entrevista y no pudo recuperarse del shock.

Meghan Markle: la oveja negra de la familia

Meghan habló abiertamente de muchos temas delicados relacionados con su familia y también con la familia real de Buckingham Palace. Descubrió que su padre la había traicionado y trabajaba con la prensa sensacionalista a sus espaldas. Algunos miembros de la familia intentaron utilizarla para ganar dinero.

Su hermanastra paterna incluso ha escrito un libro sobre ella. A pesar de no conocerla personalmente y de haberla visto por última vez antes de los 18 años, se sintió lo suficientemente segura como para escribir sobre Meghan. Sólo su madre ha permanecido en silencio.

Meghan Markle también habló de lo sola que se sentía al no poder salir de casa. Como los medios seguían todos sus movimientos, la familia real quería mantenerla oculta a los ojos del público. También habló de su depresión. La familia también discutió si la piel de su hijo sería oscura o no.